Historia

Desde hace cuatro generaciones, la familia Boixadós se ha especializado, a lo largo de los años, en la producción de envases metálicos para usos muy diversos: envases para alimentos, productos químicos así como también en envases para la publicidad y el marketing.

Los orígenes de Boixadós Envases Metálicos se remontan al 1910 cuando Ferran Boixadós Puigarnau instaló la primera tienda en la Baixada de la Seu de Manresa, lo que por entonces era el centro de la ciudad. Ya en aquellos momentos, Boixadós tuvo la acertada visión de apostar por la fabricación de un tipo de producto que desde entonces ha tenido una popularización creciente en nuestra sociedad gracias a sus propiedades, el envase metálico de lata. Precisamente se trata de un material que permite guardar todo tipo de productos en unas cualidades óptimas durante largos periodos de tiempo. Además, los envases metálicos tienen una gran versatilidad a la hora de establecer formas, dimensiones y capacidad.

Antoni Boixadós, hijo del fundador, y su esposa Rosa Quintana continuaron el negocio con las grandes dificultades de la época y la guerra civil. La escasez de material hacía difícil continuar la empresa y era necesario hacer otro tipo de productos para sacar adelante la familia.Con el paso de los años y gracias a una mejor situación del país la empresa amplió el mercado y la producción, con cambio de ubicación incluido, para hacer frente a las nuevas necesidades.

Con la llegada de la tercera generación, que tomó el relevo en 1972, Ferran Boixadós Quintana inició una renovación y modernización de la empresa trasladándose a nuestra ubicación actual, un espacio más grande y más óptimo para la producción en Sant Fruitós de Bages, en el centro de Cataluña. Un enclave estratégico que se encuentra al pie del Eix del Llobregat y del Eix Transversal, dos vías de comunicación que nos acercan a todos los puntos de Cataluña y también en Francia y el interior de la Península. Además, estamos en un punto muy próximo al Eix Diagonal que nos acerca al sur del país.

Actualmente, con Ferran Boixadós, padre e hijo, que somos la tercera y cuarta generación familiar al frente de la empresa, nos hemos adaptado a las nuevas necesidades y tendencias del mercado fabricando envases para todos los sectores de la industria. Tenemos especial cuidado de la calidad de los procesos, gracias a un sistema de control de la fabricación, así como una especial atención a nuestros clientes a través de un servicio directo y transparente.

Disponemos de envases para el sector alimentario, industrial y decorativo, pudiendo ser estos personalizados con litografía, Peel-Print® o anónimos. Para ello, contamos con diferentes certificaciones, homologaciones y registros que aprueban que superamos los más elevados niveles de calidad, fabricando, por ejemplo, envases para el sector industrial para el transporte de mercancías peligrosas.

Gracias a nuestra versatilidad, flexibilidad y sistema de almacenamiento podemos producir desde gran series hasta series limitadas e incluso con un objeto personalizado con un servicio puerta a puerta.

En todos los casos, la experiencia acumulada durante de más de un siglo de tradición nos permite transmitir nuestra experiencia a nuestros clientes para buscar las soluciones más adecuadas para su producto.